Visita monumental

«Los monumentos más representativos de Ávila están cargados de historia, tradición y belleza».

Durante las 2 horas que dura esta visita, descubriréis la esencia de la ciudad, su personalidad y sus gentes. Esa es nuestra intención y para ello hemos preparado un recorrido interpretativo que pretende desvelar muchos de los secretos que guarda su rico patrimonio.

Desde el punto de partida iremos hacia la Basílica de San Vicente, uno de los monumentos más interesantes de la ciudad, ya que el lugar sobre el que se ubica es sagrado desde hace milenios. Desde allí nos dirigiremos hacia la Muralla, el monumento más emblemático y que más secretos encierra, recorreremos todo su lienzo este haciendo paradas en los puntos más relevantes; los restos de la necropolis romana, el cimorro y la puerta del alcázar, frente a la cual tenemos la plaza de Santa Teresa.

A partir de este momento el recorrido continuara intramuros; pasando por la calle de la vida y la muerte (calle con un encanto especial) llegaremos a la Catedral, y frente a su fachada descubriremos los elementos que la hacen tan especial. La Catedral esta rodeada de numerosos palacios del siglo XVI, reflejo del esplendor que alcanzo esta ciudad durante ese siglo. Pasando por la calle del Tostado llegaremos al palacio de los Verdugo, en su interior (acceso al patio) conoceremos las características típicas de estos palacios abulenses. Desde aquí nos dirigiremos hacia el final del recorrido, la plaza del Mercado Chico, lugar donde conoceremos algo más sobre los orígenes de la ciudad.

«Esta visita será toda una experiencia, un recuerdo duradero, algo especial para llevarte a casa».